Mad Men y el taller

Mad Men

A menos que se viva en un riguroso aislamiento de las series televisivas, todo mundo conoce Mad Men: esa serie que ha causado una euforia por regresar a la década de los 60s y, recientemente, ganadora del Emmy a Mejor Serie Dramática del 2011.

Ahora, cuando a uno le preguntan en qué trabaja, el conversador no parece confundirse con palabras como «agencia», «director creativo», «publicidad» y «copy creativo». Gracias a Mad Men, cualquier persona que prenda su televisor tiene, como mínimo, una idea general del funcionamiento de una agencia. Lo malo: en esas conversaciones surgen cosas como «Ah, sí, como lo que hace Peggy» o «Pues yo quiero tu trabajo, todo el día andan tomando».

Pero, ¿es Mad Men un reflejo de una agencia contemporánea? Definamos la pregunta en algo más cercano: ¿es Mad Men un reflejo de Sé, taller de ideas?

En parte sí: tenemos la división de departamentos creativos, el constante chequeo de proyectos entre diseñadores y escritores, el necesario trato con los clientes en cualquier momento, y la lista puede seguir. Todo eso ahí está, renovado y magnificado gracias a la modernidad en la que le tocó estar al taller.

Lo malo, lo que más importa, es todo eso que no está: las oficinas con detalles de madera y metal, los sillones obligados para hacer como que trabajas, un mini bar por cada escritorio, los trajes, el peinado impecable, el Old Fashioned y todo eso por lo que nos fascina ver Mad Men. De entrada, imagínense a Lalo escribiendo, o a Bego diseñando, mientras una cámara en medio plano va alejándose con un encuadre dramático. ¿Se ve bien no?

A pesar de todo, trabajar en el taller no se aleja mucho de trabajar en Sterling-Cooper: la constante necesidad de hacer publicidad ahí sigue. Quizás no nos entallemos en un traje ajustado mientras prendemos un cigarro o nunca tendremos una secretaria; no importa, podemos saciar esa curiosidad de observar a nuestros antepasados creativos viendo Mad Men. Y, tal vez, en 50 años a alguien se le ocurra mostrar cómo eran las agencias en el 2010.

Fotografía: Don Draper en Sterling-Cooper vista aquí.

Un pensamiento en “Mad Men y el taller

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s