Mau: me gusta servir el café por la mañana


En este segundo episodio de la serie, un tal James entrevistó a Mau, quien es uno de los fundadores de . Entrevistar a Mau no fue fácil, pues siempre dice tener mucho qué hacer.

Mau tiene personalidad de diplomático tradicional: de formación sumamente humanística pero carácter fuerte, conciliando todo el tiempo y tratando de mantener la gracia y la unidad. Es el más conservador de la oficina (aunque sus tenis de skateboard dicen lo contrario) pero también busca que sea un lugar divertido de vez en cuando; de repente, le duele la espalda al bailar y se tiene que sentar, y eso le causa mucha gracia a las chicas del taller.

Bienvenido al chat de . ¿En qué le podemos ayudar? Si requiere ayuda, presione Alt+B.
Dejémonos de pelotadas y comencemos esta entrevista.

¿Cuál es tu trabajo en ?
Pues hago de todo un poco. En realidad, creo que mi labor es encontrar un cliente e iniciar una relación con él: tratar de llevar un proceso que culmine en que el cliente quede satisfecho, venda más y tenga una relación duradera con nuestro taller. El éxito de mi trabajo se mide en función de solucionarle a nuestros clientes sus problemas de comunicación con sus audiencias.

Eso para fuera, pero tengo entendido que también trabajas para adentro. ¿Cómo es tu trabajo dentro de , con los diseñadores, con los copys, etc.?
Pues hasta ahora he tenido las funciones de armar el rompecabezas: conjuntar todas las piezas para encontrar la solución que nuestro cliente está buscando. Me gusta involucrarme en el proceso, dar ideas, discutirlas, hacer equipo. Creo que soy al que más le gusta conversar, hacer bromas y también, servir el café por la mañana.

¿Qué tipo de café es? Si hay muchos, ¿cuál ha sido el más, digamos, exitoso?
Me llama la atención que cuando alguien viene a la oficina a visitarnos antes del medio día, diga que nuestro espacio huele muy bien. Por Sé han desfilado cafés de Oaxaca, de Chiapas, de Colombia, Costa Rica, Francia… El más exitoso, sin duda, fue un café de la Guajira colombiana: bajo en acidez, aroma profundo y sabor definido.

¿Cuál es el cliché más fastidioso de una agencia de diseño y publicidad?
Yo creo que «el peloteo» es uno de ellos… el hacer reuniones eternas para sacar una idea «creativa»… la utilización incesante de anglicismos con jerga «efectiva» a la hora de presentar un proyecto es lo más blofero y hasta ridículo que se utiliza en casi todas las agencias…

¿En Sé, entonces, cómo llegan a desarrollar «propuestas creativas» y «soluciones estratégicas»?
Pues como Sé es un taller, acá todos somos obreros: se presenta un proyecto, se trabaja en forma particular y después nos reunimos para concluir, en función de lo que cada quien trabaja, de forma personal.

Ja, obreros. Suena bien. ¿Qué tipo de proyectos son los que más disfrutas desarrollar?
Pues mis temas recurrentes siempre son en función de la historia y la cultura. Si nos cae un proyecto de ese tipo, pues yo feliz. Si además tiene que ver con Latinoamérica, pues qué mejor…

¿Qué tan importante es ser una «persona culta» en este mundo de los medios, las ventas y las reuniones sociales?
Para vender algo hay que compararlo contra aquello que se está haciendo en otros lugares. Me gusta observar la realidad de otras latitudes y conocer que hacen para vender, posicionar o proyectar un producto. Hay quien dice que la mayoría de los meseros no hacen bien su trabajo porque muy pocas veces han sido comensales en restaurantes similares a aquéllos en los que trabajan.

¿Te gusta viajar?
Me gusta mucho. La mayor parte de las cosas que sé las he aprendido por los viajes. He sido viajero desde muy chico.

¿Qué tan importante son los viajes para tu trabajo como mercadólogo? ¿Cómo se aplican, digamos, las millas de Aeroméxico al desarrollo de proyectos de comunicación?
Pues depende a qué tipo de viaje te refieras. Por ejemplo, en los viajes de trabajo me gusta llegar a un buen hotel y observar a los otros huéspedes: cómo se comportan en la recepción, en el desayuno, en las áreas comunes. Siempre hay algo que te sirve después para generar una idea. Después salgo a mis deberes, y una vez concluidos, me gusta regresar, descansar un poco y salir a cenar a un buen restaurante: ahí comienza nuevamente la labor de observación y de análisis del comportamiento humano. A partir de eso, de la observación constante y cotidiana, pueden salir grandes ideas de venta.

¿Qué te gusta de trabajar en ?
A mí me gusta todo. Me gusta el espacio en que trabajamos y me gusta el equipo que se ha conformado. Algunos proyectos que tenemos me gustan más que otros, pero en general estoy muy contento.

¿Qué le sugerirías a para el futuro?
Continuar teniendo proyectos propios. Trabajamos con empresas a las que queremos empatar con nuestra filosofía y visión de la comunicación, pero a la vez, estamos desarrollando proyectos íntimos, es decir, que se crean dentro del taller, para satisfacción de nuestros egos y aficiones personales.

¿Qué cuentas te gustaría manejar / qué clientes o marcas quisieras promocionar?
Me gustaría llevar la cuenta del Museo Thyssen, la de Portugal como marca país o la del Mundial del Brasil en el 2014.

En trabajan siete personas. En un futuro, ¿cuántas personas te gustaría que trabajaran acá?
Si lo proyecto a tres años, pues me gustaría que fuéramos diez personas; yo creo que con más se perdería el espíritu artesanal de nuestro trabajo, eso por lo que nos consideramos un taller y no una agencia.

Supongamos que es libre y se puede mudar a donde sea. Hay que fantasear aquí de lo lindo: ¿a dónde te gustaría mudar ?
Ah, pues si de eso se trata me mudaría a Calafate, en la Patagonia argentina. Alguna vez me quedé en un hotel con todas los comodidades, cerca del Perito Moreno, desde donde se veía el glaciar todo el tiempo. Ahí me gustaría que nos mudáramos, ahí justito, al lado de aquel hotel.

Me dicen por ahí que en el taller salen todos los lunes o martes a una cantina por una o dos cervezas, ¿es cierto o sólo es un mito? ¿Por eso la importancia del café por las mañanas?
Pues en realidad tiene un poco de las dos cosas: es mito porque lo hemos hecho un par de ocasiones, pero en realidad es que a mí me gustaría que lo pudiéramos hacer más. La convivencia sin tener una Mac enfrente es altamente gratificante.

¿Tienes pretensiones políticas?
No.

OK, entonces regresemos al plan A: en una o dos frases, ¿qué es el marketing?
Pues en resumen, se trata de organizar la comunicación entre quien vende algo y quien lo va a comprar.

Por último, un experimento, a ver si sale: voy a decir palabras, muchas palabras; por cada una me tienes que decir la imagen o idea que se te venga a la cabeza. Si te dicen «bombón», por ejemplo, podrías decir «fogata», pero también podrías decir «Sada y el bombón» o, incluso, «mujer sensual que siempre está despeinada».
¿Cómo en el Actor’s Studio?

Sí, me has cachado.
¿Entonces tu serás como James Lipton?

Va pues: «Agencia»
Prefiero el taller.

«Creativo»
Un papel muy difícil.

«Taller»
Lo mejor de 2010.

«Diseñador»
¿Voluble?

«»
Un proyecto que se convirtió en realidad.

«Marketing»
Sentido común.

«Cliente»
La contraparte.

«Publicidad»
Devaluada.

«Marca»
El sustento te cualquier comunicación.

«Sentido del humor»
Un básico en este negocio.

«El ayer»
Ya fue.

«Amigos»
Lo mejor del ayer, en el hoy cotidiano.

«Latinoamérica»
¡Siempre presente!

«Eureka»
¿Ya terminó la entrevista?

¡Adivinaste! Muchas gracias.
Gracias a ti, James.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s