Eduardo: las cabañas y los bosques

La cuarta entrevista de Los viajes del verano confirma la tendencia regionalizadora de esta sección; si Denisse viajó a Europa, Bego a Nueva York y Jacobo a Colombia, tocaba que Eduardo viajara a Amealco.

¿A dónde fue el viaje?
A una cabaña en San José de los Encinos, Amealco.

¿Cómo se diseño el itinerario?
No había itinerario, sólo sabíamos que nos íbamos un miércoles y nos regresábamos un domingo. Fuera de eso, no teníamos ningún plan. Llevábamos libros, películas, discos, la computadora, ropa para hacer ejercicio y suficiente comida como para 15 o 20 días, pero no importaba si no leíamos, si no veíamos ninguna película, si no escribíamos o si en medio del bosque, así de repente y con toda esa comida, nos daba por ser anoréxicos. No había itinerario, pues.

Este viaje es ideal para…
Estar tête-à-tête con uno mismo. No importa si vas con alguien más: estás con ese alguien y ya, no hay más. Una cabaña en medio de la nada, fuera del territorio Telcel, es ideal para leer, discutir y cocinar. Es ideal para perder el tiempo.

¿A quién le recomendarías que lo hiciera?
Si sueles hablar en voz alta cuando estás completamente solo, ve a una cabaña; ve si de repente sueltas una carcajada sin que nadie te haya contado algo gracioso; ve para disipar la melancolía y regular la circulación; ve si tu pareja es entretenida y simpática; ve cuando no tengas nada que hacer, que es nunca, pero también es siempre.

¿Qué recuerdas más del viaje?
Las mañanas. Me despertaba como a las 8, me iba con la cobija al sillón, abría un libro y leía algunas páginas frente a una neblina tan densa que mantenía la luz de las 8 de la mañana como hasta las 10 u 11. Entonces me regresaba a la cama y dormía un par de horas más.

¿Qué tal la comida?
La comida era una de las actividades del día; como no teníamos nada que hacer, nos tardábamos más de dos horas en prepararla. La bebida también estuvo muy bien: todos los días mucho café, mucha cerveza, mucho vino, en ese orden.

¿Pasó algo raro? ¿Alguna anécdota inesperada?
Llegamos a la cabaña el 15 de septiembre como a las 7 de la tarde. Nos estacionamos, sacamos el manojo de llaves, encontramos la llave correcta, la metimos en la cerradura y… ¡clac!, la llave se rompió. Estábamos en medio de la nada, viendo cómo oscurecía, es decir, imaginándonos cómo los cerrajeros del pueblo más cercano se estaban tomando su quinta o sexta cerveza para estar listos para el grito.

Después de este viaje reflexiono…
No, me rehúso, pues ya reflexioné mucho durante ese viaje.

Unos se van al océano, ¿tú te vas a una cabaña?
Interesante tu pregunta. Ismael, el protagonista de Moby Dick, dice al comienzo de la novela: «cada vez que la boca se me tuerce en una mueca amarga; cada vez que mi alma se posa en un noviembre húmedo y lluvioso; cada vez que me sorprendo deteniéndome, a pesar de mí mismo, frente a las empresas de pompas fúnebres o sumándome al cortejo de un entierro cualquiera y, sobre todo, cada vez que me siento a tal punto dominado por la hipocondría que debo acudir a un robusto principio moral para no salir deliberadamente a la calle y derribar metódicamente los sombreros de la gente, entonces comprendo que ha llegado la hora de darme al mar lo antes posible. Esos viajes son, para mí, el sucedáneo de la pistola y la bala. En un arrogante gesto filosófico, Catón se arroja sobre su espada; yo, tranquilamente, tomo un barco. No hay nada de asombroso en esto. Pocos lo saben, pero casi todos los hombres, sea cual fuere su condición, alimentan en un momento dado esos sentimientos que me inspira el océano».

Y sí, yo me voy a una cabaña; el bosque es mi océano.

¿A dónde será el próximo?
Me estoy preparando para en dos semanas volver a ir a una cabaña.

Un pensamiento en “Eduardo: las cabañas y los bosques

  1. suena perfecto para despreocuparse, pásame el contacto 🙂 ¡tengo muchas ganas de ir!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s