Forma vs. función

Fachada de Banamex vs paso peatonalLas formas llaman la atención, son visuales, tangibles, las reconocemos. La función es algo abstracto, para llegar a ella y entenderla hay que pensar, y a veces pensar es mucho pedir. El diseño soluciona problemas de función a través de formas. Quien crea que el diseño es sólo una sumatoria de formas agradables (o, peor aún, una expresión pseudo artística) no ha entendido el poder y la elocuencia del diseño.

Un restaurante muy agradable, con piso y mobiliario destacado y vista espectacular pero mal servicio y mala comida es ejemplo de forma pero no función. El restaurante feo o hasta sucio pero con comida sublime (todos tenemos uno así que añoramos) cumple muy bien su función aunque descuida la forma. Es raro encontrar la mezcla perfecta de ambos conceptos.

El diseño, nueve de cada diez veces, se va por la forma y descuida la función. No quiero un auto que hable y me haga llamadas mientras me distrae y chocamos, no quiero un paso peatonal con el logotipo del municipio dibujado, no quiero que en Starbucks sonrían a fuerzas, no quiero nada de eso, porque todo eso es exceso de formas. Quiero un café perfectamente hecho, un auto que sea seguro y un paso peatonal que los vehículos respeten.

Los dos ejemplos de arriba me los encontré esta mañana: uno es pura función con una forma de muy mal gusto. El otro recurre a la forma para agradar pero no sirve de mucho en la práctica. En un contexto en donde la ignorancia se está convirtiendo rápidamente en algo estándar, la forma tiene todas las de ganar.

5 pensamientos en “Forma vs. función

  1. Julieta y yo una vez platicábamos de que tú hubieras sido un gran semiólogo. Teníamos varios indicios que nos empujaban a esa sospecha: Umberto Eco es arquitecto, tú tienes un apellido italiano, casi boloñés, y luego esto: explicar el diseño a través de una metodología semióloga. El indicio, entonces, se convierte en signo: hubieras sido un gran semiólogo.

    Forma sin función, como cuando un texto tiene poética pero está vacío de sentido; función sin forma, un texto deslumbrante con una redacción imposible.

    Tú dices que el diseño se ha convertido en moda; yo creo, más bien, que el diseño, por lo menos en México, está apenas en la mocedad, todavía preocupándose por el acné.

  2. He ahí la respuesta a porque los diseñadores estamos subestimados. El diseño no es sólo una sumatoria de formas agradables.

  3. Ésta es con la que presento mi portafolios:

    “Todas las cosas feas han sido creadas por aquellos que buscaban crear algo bello, y todas las cosas bellas por aquellos que buscaban crear algo útil”

    de Óscar Wilde

  4. Pingback: El proceso de «inspiración» « Sé, taller de ideas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s