Se busca cliente anacrónico

Me imagino en mis mejores galas entrando a un avión de Lufthansa y tomando el vuelo México-Frankfurt el próximo 5 de octubre, un día antes del inicio de la Feria Internacional del Libro de Frankfurt. Me imagino ese vuelo como el inicio de un viaje de negocios. Taller-Sé como la agencia de la editorial Saltimbanqui, una de las editoriales del Grupo Vetusto.

Me imagino llegando a Frankfurt, montando el stand, orquestando las relaciones públicas de la editorial, escribiendo notas de prensa e ignorando preguntas como «¿Cómo será la transición del Grupo Editorial Vetusto al libro digital?, ¿cómo se ven en el iPad?».

Me imagino una estrategia de mercadotecnia completamente anacrónica, anticuada, incluso un poco obsoleta, por lo menos en la forma de hacer negocios. Una editorial que se arregle y se vista especialmente para el viaje (nada de pants y tennis en el avión). Un cliente donde la comunicación no sea por mail, sino al ritmo del timbre postal. Un cliente que no busque lo novedoso, que no quiera estar en Twitter y Facebook, que no quiera BTLs ni campañas de guerrilla marketing.

¿Alguna editorial anacrónica anda por ahí? Contesten rápido, pues el 6 de octubre inicia la feria y todavía tenemos que diseñar el stand, planear la participación, afinar el discurso, y todo al ritmo del timbre postal.

P.D.: me imagino en Frankfurt buscando una postal de río Maine, comprando un timbre con la cara de Borges encerrada en su laberinto y mandándola a México. ¿Quién me contestaría? ¿Acaso sería una postal del río Papaloapan con un timbre de Alfonso Reyes?

4 pensamientos en “Se busca cliente anacrónico

  1. “Once, not so very long ago, most information was spread around via the medium of ink on paper. Then the world wide web came along, and people realised that it was a much better place for information – quicker to update, and cheaper to produce. They looked at print and laughed, ‘What do we need you for? Go on, get lost.’ But after a while, something strange happened. People began to miss print. They realised that there was something which it did really rather well: it communicated emotionally. It was evocative, sensual, and subtle. For that, they loved it.”

    — We made this (wemadethis.co.uk)

  2. Yo no me imagino enseñarle a leer a un niño en una ipad. Justo ayer leía Los demasiados libros de Gabriel Zaid, y menciona que la gran ventaja de los libros es que tienen hojas. No hay que ir al ritmo que marca una máquina o una voz, el lector puede pausar, avanzar, retomar y hasta rayar las hojas. No creo poder rayar a gusto la pantalla de un kindle.

    además, un libro te lo llevas a la cama. quedarse dormido sobre una pantalla es muy antiecológico.

  3. “The other day I used a copy of Wired to put the smackdown on a Scorpion. Try that with an iPad.” R. Gibbs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s