El diseño como oficio

Hablar de Dieter Rams es un cliché, una referencia obligada: se ha vuelto casi un fenómeno. Pero también es hablar de una era en la que el diseño era un oficio (no una moda, como ahora) que resolvía un problema (no estético sino funcional). Hace cien años no se hablaba del vino, por ejemplo; si se hablaba de él, se hacía en un ambiente íntimo, familiar, comunitario. Hoy se habla del diseño con la misma indiscreción que se discuten cámaras compactas o destinos de lunas de miel, pero ¿la gente sabe lo que dice? Dieter Rams sabe lo que dice: ha podido resolver, después de una larguísima trayectoria, la complejidad del diseño a través de lo esencial. Hace que el oficio parezca fácil. Hace que las respuestas parezcan sencillas.

Los dejo con un video; si no tienen ganas de verlo (los comprendo), quédense con esta frase: «…design should not dominate… should not dominate people… [it] should help people». Al final verán sus diez principios del diseño, que son el resultado de un proceso de 20 años, no al revés.

Un pensamiento en “El diseño como oficio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s